Inicio > Reciente > USA y el soft power en el nuevo orden mundial.

USA y el soft power en el nuevo orden mundial.

El término “soft power” procede de unas publicaciones de los años 90 del profesor de Harvard Joseph Nye, donde contrastaba el poder militar, económico y financiero frente a las características de determinados países que establecían alianzas e influían en otros pueblos de otra manera: por tener un estilo de vida atractivo y una cultura interesante.

El miércoles santo el consejero del Departamento de Estado, Thomas Shannon, se reunió con Maduro en Caracas. El jueves el propio presidente Barack Obama en una entrevista, declaró: “No creemos que Venezuela sea una amenaza para Estados Unidos y Estados Unidos no es una amenaza para el Gobierno de Venezuela”.

Estados Unidos ha entrado en una nueva era, desechando el uso del poder duro mediante la intervención militar como hizo con Irak y Afganistán. Lo que se reconocía como una característica de Europa por su capacidad de ir de la mano de la opinión mundial en vez de ir en su contra, ¿será ahora un atributo de los Estados Unidos? Seguro que sí, al menos hasta que venga otro George W. Bush, otro Dick Cheney u otro Donald Rumsfeld, y al menos mientras Europa siga siendo incapaz de desarrollar una política exterior común.

Con un mercado potencial inmenso en Latinoamérica revolucionado por los chavistas Venezuela, Bolivia y Ecuador, y un conflicto cubano congelado hace décadas, de repente Estados Unidos descongela las relaciones con Cuba, asfixia a Venezuela y sus aliados bajando el precio del Crudo por sus incrementos de producción, y hace un guiño a un continente exhausto y estancado.

En 2008 en un artículo Paul Kennedy se preguntaba si el poder blando vendría de la mano de Barack Obama. Pues bien, tras varios años de mandato se van viendo los resultados: ha pasado de ser el malo de Oriente Medio a encabezar las negociaciones nucleares (o de paz) con Irán, y se pone a la cabeza de una nueva era para Latinoamérica, como ya algunos lo han denominado.

Para comprobar la dirección de este giro estratégico basta escuchar las palabras de Barck Obama en la pasada Cumbre de las Américas: “este cambio es un punto de inflexión para toda la región”, afirmó; “es la primera vez en medio siglo que se han reunido todas las naciones americanas. Seguirá habiendo diferencias significativas, pero no estamos atrapados en la ideología, sino interesados en el progreso”. Probablemente Latinoamérica, con sus 605 millones de habitantes, el 10% del PIB mundial, tenga algo que ver en la batalla mundial por el posicionamiento estratégico cuando China parece aflojar un poco en su penetración en las tradicionales zonas de influencia de Estados Unidos.

Felix Erlichman

Categorías:Reciente
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: